Una cruz y un lecho hallados en una sepultura anglosajona arrojan nuevas luces sobre la «Edad Oscura»


Comúnmente a los muertos se los describe como durmientes: arqueólogos de Cambridge descubrieron cerca de Trumpington, en las afueras de la ciudad, una cama en la que yacía por más de 1300 años el cuerpo de una mujer joven, con una cruz de oro y granate (en la imagen) sobre su pecho. Junto a ella fueron halladas otras tres sepulturas en las que yacían dos mujeres más jóvenes y una cuarta persona de la que aun no es posible determinar su sexo. Con el trabajo forense sobre los huesos de la primera mujer se logró definir que su edad rondaba los 16 años, pero aun no se tiene certeza sobre la causa de su muerte temprana. Aunque es casi seguro que haya sido cristiana, enterrada con esta hermosa cruz prendida en su vestido, la joven fue sepultada de acuerdo a las antiguas tradiciones paganas, con algunas pertenencias entre las que se encontraron un cuchillo de acero, una cadena que colgaba de su cinturón y algunas cuentas de vidrio. Revisar el artículo completo en The Guardian.